Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 46 el Sáb Oct 29, 2016 4:55 am.
Estación del Año
Últimos temas
» Quotidiano di Esme
Mar Abr 24, 2012 8:56 pm por Esme Martini

» Thomas Solaris
Mar Jul 19, 2011 11:24 am por Thomas Solaris

» Cuarto de baño de Thomas
Mar Jul 19, 2011 10:25 am por Esme Martini

» Dormitorio de Esme
Sáb Jul 16, 2011 6:45 pm por Esme Martini

» Satén Bourbon
Jue Jun 16, 2011 1:01 pm por Satén Raider

» Relaciones de un ladrón
Mar Jun 14, 2011 6:44 pm por Hermes

» Pon un ladrón en tu vida :)
Mar Jun 14, 2011 6:26 pm por Hermes

» Dioses & Diosas
Mar Jun 14, 2011 6:25 pm por Hermes

» Here we go again ; Nick
Lun Jun 13, 2011 10:49 pm por Rose Jackson


Eris

Ir abajo

Eris

Mensaje por Eris el Jue Mar 10, 2011 2:10 am

DATOS BÁSICOS

Nombre Completo
{Puedes agregar tu apodo sí lo tuvieras}
Eris, tambien llamada Enio

Nacionalidad
{En que lugar naciste}
Grecia

Edad
{La que aparentas o realmente tienes}
Vive desde que el pirmer hombre murio. Aparenta 22-26.

Grupo
{Semidioses, Demiblood,Titanes,etcé}
Diosa


DESCRIPCIONES

Descripción Física
{Cómo te vistes, color de cabello, ojos. Min:4 líneas, más foto obligatoria en spoiler}
Su apariencia física ronda entre los 22 y los 26 años, su figura es estilizada y sensual. Cuando la observan muchos sienten atracción hacia ella, sus ojos son de un tono marrón oscuro y su cabello mantiene unas ondas sueltas de color caramelo, tiene ligeros reflejos al sol de un color rubio, cuando está enojada sus ojos se tornan de un color marrón rojizo y su cabello se oscurece hasta volverse marrón oscuro.

Eris (Enio):

Representacion Popular de Eris:



Descripción Psicológica
{Comportamiento, qué piensas, en qué crees, reacciones. Mín. 5 líneas}
Eris mejor conocida como “La Destructora de Ciudades” o “La Diosa de la Discordia” es la Diosa de la Lucha, la Discordia, la Contención, la Rivalidad, el Derramamiento de Sangre, la Violencia y el Odio. Fue a menudo representada específicamente como el demonio de las luchas en la guerra, que rondaba el campo de batalla y se deleitaba en el derramamiento de sangre humana. Su nombre romano es Discordia. Pero los hombres siempre la han dividido, creyendo que no es una si no dos.

En los Trabajos y días, Hesíodo distingue dos diosas diferentes llamadas Eris:

Así que, después de todo, no había un único tipo de Discordia, sino que en toda la tierra había dos. Respecto a una, el hombre podría elogiarla cuando llegase a conocerla, pero la otra es censurable, y son de naturaleza completamente diferente
Pues una fomenta la guerra y batalla malvadas, siendo cruel: ningún hombre la ama; pero por fuerza, debido a la voluntad de los inmortales dioses, los hombres pagan a la severa Discordia su deuda de honor.
Pero la otra es la hermana mayor de la oscura Noche (Nix), y el hijo de Crono que se sienta en alto y mora en el éter, extendidas sus raíces en la tierra: y es mucho más amable con los hombres. Incluso logra que los perezosos trabajen duro; pues un hombre se vuelve ansioso por trabajar cuando tiene en cuenta a su vecino, un rico que se apresura por arar y plantar y poner su casa en orden, y el vecino compite con su vecino en apresurarse tras la riqueza. Esta Discordia es sana para los hombres. Y el alfarero se enfada con el alfarero, y el artesano con el artesano, y el mendigo envidia al mendigo, y trovador al trovador.

Ella tiene dos caras, que dependen de su humor. En un momento puede ser amable, si todo lo que deseaba ha salido bien. Pero si todo lo que deseaba ha salido mal, pues atiéndete a las consecuencias.

En su cara mala, es callada y sarcástica, pero tiene una mente tan calculadora que la hace sobresalir a ojos de su hermano y sus hermanos, denotando lo importante que ella puede ser cuando se lo propone. Le gusta jugar con la victima que elija, sin importarle las consecuencias. Solamente es unida con su hermano. Su naturaleza es denotada de desagradable por la mayoría y de juguetona ante su hermano y sobrinos.
En su cara buena, es amable e inspira a mejorar la sociedad. Esta cara no se ve en muchas ocasiones y por esto se le separan en dos.

Siempre sintió una atracción por su hermano Ares y nunca la oculto, ni a los ojos de su padre. Le gusta divertirse con humanos, porque sabe que Deimos aparecerá para aterrarlos, ya que le gusta proteger a su tía.



DATOS PERSONALES

Ascendencia Mortal
{Sí la hubiera, nombre/s, profesión, edad, algo que quieras agregar sobre su historia}
---

Ascendencia Divina ó Semidivina
{Nombres, edad, profesión, algo que quieras agregar sobre ellos}
Zeus y Hera. Es la hermana gemela de Ares el dios de la guerra y tambien es su companera y amante.

Poderes
{En caso de haberlos, qué te fue otorgado.No te pases}
Al ser la Diosa de la Discordia, su poder es crear discordia, su método es dejar una manzana dorada, sembrando una trampa para el primero que pase e intente luchar contra este. Además tiene los dones comunes de los dioses. Menejar los sentimientos oscuros y deseos de las personas, manejo de las sombras sentimentales (consiste en crear un doble con base a la sombra de alguna persona copiando sus poderes por un lapso de tiempo determinado, dicho doble sera mas oscuro y malvado que el original). Tambien puedo invocar las almas de mis hijos.

Profesión
{En caso de mortales,ó agentes, lo que quieran agregar sobre el trabajo al que te dedicas}

Historia
{Mín. 8 líneas completas. Abarcando desde tu nacimiento hasta la actualidad.}
Hija de Zeus y Hera. Eris no forma parte de los dioses mayores aunque es hija de Zeus y Hera, concebida cuando la diosa toca una flor -irónico, ¿no? que la diosa de la discordia nazca de ese contacto tan delicado- es hermana gemela de Ares, dios de la guerra, y hacen un buen equipo, ya que provoca los recelos que luego llevan a las guerras que al aprecia tanto. En la Ilíada, Homero la describe con las siguientes palabras:

Discordia, insaciable en sus furores, hermana y compañera del homicida Ares, la cual al principio aparece pequeña y luego crece hasta tocar con la cabeza el cielo mientras anda sobre la tierra. Entonces la Discordia, penetrando por la muchedumbre, arrojó en medio de ella el combate funesto para todos y acreció el afán de los guerreros.

Según Homero, Eris que vaga, al principio pequeña e insignificante, pero pronto levanta la cabeza hasta el cielo. Como amiga y hermana de Ares, se deleita en el tumulto de la guerra y en el aumento de los quejidos de los hombres. Es insaciable en su deseo de derramamiento de sangre, y después de todos los otros dioses se han retirado del campo de batalla, todavía sigue regocijándose por los estragos que ha hecho.

Sus hijos, parió al doloroso Ponos (Pena), a Lete (Olvido) y a Limos (Hambre) y al lloroso Algos (Dolor), también a las Hisminas (Disputas), las Macas (Batallas), las Fonos (Matanzas), las Androctasias (Masacres), los Odios (Neikea), las Mentiras (Pseudologos), las Anfilogías (Ambigüedades), a Disnomia (el Desorden) y a Ate (la Ruina y la Insensatez), todos ellos compañeros inseparables, y a Horcos (Juramento), el que más problemas causa a los hombres de la tierra cada vez que alguno perjura voluntariamente.

Debido a la naturaleza desagradable Eris fue la única diosa que no sería invitada a la boda de Peleo y Tetis. Cuando fue de todos modos, se le negó la admisión y, en un gesto de furia, arrojó una manzana de oro entre el grupo de diosas presentes, diciendo —Para la más hermosa—. Tres diosas reclamaron la manzana, y su rivalidad provocó los acontecimientos que condujeron a la guerra de Troya. Hera, Atenea y Afrodita, reclamaron el honor del reconocimiento de su belleza, como Zeus no podía intervenir (una era su esposa y las otras sus hijas) ordenó a Hermes que las escoltara con el mortal Alexandros [París], para ser juzgado la disputa por el joven. Se le ofrecieron a Alexandros dones: Hera dijo que si ella era elegida la mujer más bella de todas, le haría el rey de todos los hombres, Atenea le prometió la victoria en la guerra, y Afrodita le prometió Helena en el matrimonio. Alexandros recibió y escucho a las diosas y concedió la manzana a Afrodita, que había sobornado al ofrecer a la mujer más bella del mundo —Helena— como su novia. Con la ayuda de Afrodita, la reina Helena fue seducida y raptada a Troya por París, la chispa que empezó la guerra de Troya.

Cuenta el griego Coluto de Licópolis en su poema El rapto de Helena (siglos VI a.C a V a.C) lo siguiente:

Vos las Ninfas de Troya, hijas del río Xanthus que a menudo aparecen en las playas de arenas de su padre, atando sus trenzas y jugando con sus sagradas manos, listas para el baile en Ida, vengan acá, dejen al sonoro río, y cuéntenme a mí (Helena) lo que el pastor como juez decidió; díganme de que colinas el vino, (…) por qué pastores deben hacer de jueces a inmortales (…)
Así entre las altas y puntiagudas colinas del Haemonians (Tesalia), la canción de la boda de Peleo era cantada mientras, a la orden de Zeus, Ganimede vertió el vino. Y toda la raza de los dioses se dio prisa para hacer honor a la novia vestida de blanco (Tetis) , la propia hermana de Anfítrite, Zeus del Olimpo y Poseidón del mar (…) Y después de él, Hera, la hermana de Zeus, siguió; (…). Afrodita igual, rezagada vino de los bosques (…) después de haber formado una corona nupcial, llevando su carcaj el astuto Eros. Y Atenea se quitó su casco poderoso de su frente y siguió al matrimonio, aunque del matrimonio ella era no enseñada. Ni hizo la hija de Leto, Artemisa, hermana de Apolo, el desdén dejar de venir, (…) Y Ares feroz, sin casco, ni alzando la lanza bélica, (…) Pero Eris hizo que Quirón la dejara sin el honor; Quirón no la consideró y Peleo no la consideró.
Y cuando solo alguna vaquilla vagaba por la pastura en la cañada (…) Eris, superada por las punzadas de celos y enfadado, vagó en busca de una manera de perturbar el banquete de los dioses. (…) Ella golpeó con violencia con su mano el pecho de la tierra y no respondió la piedra. Frustrada quería ella de soltar las barras y cerrojos de las hondonadas tenebrosas y despertar a los titanes del hoyo inferior para destruir el cielo, el asiento de Zeus que gobierna desde lo alto. (…) Y ella pensó despertar el fragor del sonido de escudos, feliz de que ellos podrían brincar en el terror ante al ruido. Pero de ella pensó astutamente más tarde, también, que ella se retiraría ante el miedo de la furia de Ares, el guerrero escudado.
Y ahora ella pensó en de las manzanas doradas del Hesperides. Eris entonces tomó la fruta que debía ser el heraldo de la guerra, (…) Girando su brazo ella lanzó en el banquete la semilla original del tumulto y perturbó al coro de diosas. Hera, gloriándose de quien era esposa y que compartía la cama de Zeus, miró asombrada, y la habría rápidamente agarrado. Y Cypris (Afrodita), como ser más excelente que todas, deseó tener la manzana, como tesoro de los Amores. Pero Hera no la dejaría y Atenea no se rendiría.
Y Zeus, viendo la riña de las diosas, y llamando su hijo Hermaon (Hermes) que se sentaba debajo de su trono le digo así: —Acaso hijo mío, usted ha oído hablar de un hijo de Priamo, Alexandro (París), de juventud espléndida que cuida sus manadas en las colinas de Troya, de a él la manzana; (…) Y le permite escoger quien tendrá la fruta famosa para llevarse el premio de la más hermosa (…) Así el padre, hijo de Cronos, Hermaon obedeció. Y él al escuchar la orden de su padre y llevó las diosas y no consideró más.
Y cada diosa buscó hacer su belleza más deseable y justa. Cypris de consejos astutos desplegó sus trenzas y deshizo el broche fragante de su pelo y destrenzó sus cabellos de oro, sus rizos dorados fluyeron. Y ella vio a sus niños, los Amores, y los llamó. —¡El concurso está a mano, estimados niños! Abracen a su madre que lo alimentó. Este día se me juzga la belleza. Yo temo a quien este pastor otorgará la manzana. Hera, a quien ellos la llaman a la madre santa de las Gracias, dicen ellos que ella maneja la soberanía y sostenimientos de cetros. Y Atenea, a quienes ellos algunas veces llaman a la reina de las batallas. Yo sólo, Cypris, soy una diosa que no le gusta la guerra. Yo no tengo ninguna nave como la reina de los dioses, ni manejo ninguna lanza bélica, (…) Y los Amores errantes oyeron la orden de su estimada su madre y se dieron prisa en su ayuda. (…)
Él (Paris) miró de lejos a Hermaon el mensajero. Y en el miedo él brincó y buscó huir del ojo de los dioses. Él se apoyó contra un roble su coro de cañas musicales y verificó su disposición que no tenía mucha labor todavía. Y él en su miedo escuchó al maravilloso Hermes hablar así: —(…) venga acá y dé decisión como juez de las diosas de cielo. Venga acá y decida quién es la belleza más grande, y a la más hermosa y encantadora dé esta manzana—. (…)
Antes de que él diera el juicio, Atena lo agarró, sonriendo, por la mano y le habló a Alejandro (Paris) así: — ¡Venga acá, hijo de Priamo! no deje a Afrodita, reina de las glorietas nupciales y a la esposa de Zeus y escuche sin alabo que Atenea ayuda a las proezas de los hombres. (…)Venga acá, y yo le haré el duro salvador de su ciudad a los hombres; para que nunca en su vida Enio (la diosa de la guerra) de ira dolorosa caiga pesadamente en usted. Escúcheme y yo le enseñaré la guerra y sus proezas—.
Atena así llorada sus muchos consejos, y Hera la de blancos brazos subió y dijo así: — (…) demé a mí la fruta de la más hermosa, yo le haré el señor de toda el Asia. Desdeñe los trabajos de batalla. ¿Qué tiene un rey que hacer con la guerra? Un príncipe da órdenes los valientes. No siempre se es escuderos de Atenea. Veloz es la sentencia y la muerte de los sirvientes de Enio!—
(…) Y alzando con sus manos el cinto meloso de los amores ella desnudó todo su pecho (…) Y sonrientemente ella habló así al pastor: —Acépteme y se olvida de guerras: tome mi belleza y deje el cetro y la tierra de Asia. Yo no sé los trabajos de batalla. ¿Qué tiene Afrodita para hacer con los escudos? Porque la belleza es por mucho la mayor ventaja de las mujeres. En lugar de la proeza varonil, yo le daré una novia encantadora, y, en lugar de majestad, entrara en usted la cama de Helena (…)
No había todavía dejado de hablar y él le dio la manzana espléndida, la belleza era ofrecida como gran tesoro a Afrodita, (…) Y ella, sosteniendo la manzana en su mano, profirió su voz y burla a Hera y a la varonil Atena: —Ríndanse ante mí, acostumbradas como vos a guerrear, ríndame la victoria. La belleza yo he amado y la belleza me sigue. Ellos dicen que usted, la madre de Ares, reina de las Gracias. Pero hoy ellas todas se le han negado y no usted no ha encontró su ayuda. (…) ¡Y cómo vano es tratar de jactarse, Atrytone (burla a Atenea por no haber tenido madre)! (…) cómo su cuerpo se cubre en las túnicas de latón, usted huye del amor y busca los trabajos de Ares, no enseñado de armonía y no acostumbrada a la concordia. (…) Así habló Cypris y de Atenea se mofo. Así que ella consiguió el premio de belleza que iba a traer la ruina de una ciudad, rechazando a Hera y Atena indignadas.

Esopo, (fábula griega de siglo VI a.C) nos cuenta:

Heracles se dirigía a través de un estrecho paso. Vio algo que parecía una manzana en el suelo y trató de romper con su masa. Después de haber sido golpeado por la masa, esta aumentó hasta el doble de su tamaño. Heracles golpeó de nuevo con su masa, incluso más duro que antes, y la cosa se extendió luego a un tamaño tal que le cerraba el paso de Heracles. Heracles soltó de su masa y se quedó asombrado. Atenea le vio y dijo: —Oh Heracles, no estés tan sorprendido! eso lo ha provocado su confusión aporía (contencioso) y Eris (la Discordia). Si usted lo deja como está, se queda pequeña, pero si decide luchar contra ella, entonces se hincha de su pequeña dimensión y aumenta de tamaño—.

Peleó junto a su hermano en la tercer Titanomaquia, mas al ver los dioses que iban a ser derrotados, Ares y Afrodita ordenaron a Fobos y Deimos que se escondieran, mas éstos huyeron a lugares distintos…Deimos volvió a Grecia, a buscar refugio ahí. Eris lo siguió esperando que sus padres y su hermano no sean capturados por los Titanes. Se unió a su sobrino, pero luego se encargo de buscar a los SemiDioses para ayudarlos.



DATOS EXTRAS

Hábitos
{Entendiéndolo como un comportamiento repetitivo propio}
Lanzar manzanas doradas por el camino para divertirse con la ingenuidad de los humanos.

Habilidades & Debilidades
{En qué destacas y en qué fallas}
Su mayor habilidad es su cuerpo, y su carácter travieso y al mismo tiempo sarcástico, pero con los años aprendió a manejar la espada y las dagas, que siempre mantiene escondidas en su cuerpo, por prevención.

Gustos & Odios
{Lo que te encanta, y lo que te disgusta}
Divertirme con los Humanos.

Posesiones
{Algún objeto personal de importancia que poseas}
Mis Manzanas Doradas

Otros
{Algo que desees agregar y no quepa en las categorías anteriores}
Mantiene una relación con su hermano Ares.
avatar
Eris

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 10/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eris

Mensaje por Diana Fabray Hailstone el Vie Mar 11, 2011 12:39 am

# Ficha Admitida

Bienvenidaa!



Everytime I close my eyes, I'm not alone
avatar
Diana Fabray Hailstone
Hija de Semidioses
Hija de Semidioses

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 07/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.